Álbum de recuerdos

Uno de los mejores recuerdos que tengo de cuando era pequeña, son esos álbumes que tenían nuestras madres con las fotos que se hacían con cámaras analógicas y se revelaban. Si, antes era la única forma que teníamos de tener recuerdos en fotografía, en papel. Con los móviles ahora todo ha cambiado y cuando nace un niño tenemos una media de 100-200 fotos del niño de cada mes, esto está muy bien para poder enviarlas a nuestros seres queridos, amigos y porqué no presumir de nuestros niños en redes sociales. Pero, ¿qué pasa cuando el niño/a se haga mayor? ¿le vamos a entregar 1 millón de fotografías para que vea cómo fue su infancia?

Una alterativa que tenemos para que estas tradiciones tan bonitas no se pierdan, es seguir imprimiendo algunas fotos para poder dejarles este recuerdo para cuando sean mayores.


Así lo ven también las personas que me encargaron estos álbum para dos recién nacidas, Carmen y Alejandra.

Los dos álbum tenían que ser a juego pero con alguna diferencia, por eso en cada uno de ellos lleva una tonalidad de rosa. Están forrados en lino y encuadernados con un lacio a juego

Como en el álbum que os enseñé de Clara, en este también llevaba pegatinas personalizadas con los nombres y diferentes motivos infantiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *